La Cédula Parcelaria es uno de esos documentos necesarios para vender una vivienda y que, aunque puede que el nombre te resulte familiar, seguro que desconoces muchas de sus particularidades. Aquí podrás descubrir qué es este documento, cuáles son sus características y cómo se puede conseguir. Todo gracias a la ayuda del notario de Pamplona Don Juan Pablo Martínez de Aguirre con quien hablamos para conocer todos los detalles de la Cédula Parcelaria.

¿Qué es la Cédula Parcelaria?

La Cédula Parcelaria es un documento que expide el Gobierno de Navarra y donde consta la descripción catastral de un inmueble. Esto significa que se trata de un registro a efectos fiscales, no de propiedades por lo que no es un documento válido para demostrar quién es el titular de esa vivienda.

¿Para qué sirve?

Como acabamos de señalar, aunque en la Cédula Parcelaria aparezcan los datos del propietario de la vivienda no se trata de un documento válido para demostrar quién es el titular de la finca. En cambio, la función es, principalmente, conocer las características de la vivienda y que el comprador sepa realmente qué es lo que está adquiriendo. Para ello en la Cédula Parcelaria aparecen datos como la situación del inmueble, los metros cuadrados de superficie según el catastro y los linderos, aunque para estos últimos hay que solicitarlos de forma expresa cuando se pide el documento.

¿Cuándo hay que entregarla?

En el caso de las compraventas el notario es, en última instancia, quien se encarga de entregarla después de haberla solicitado de forma telemática al Gobierno de Navarra. Sin embargo, es recomendable que antes de firmar el contrato privado de compraventa solicites al comprador o a la inmobiliaria que te entregue este documento para evitar sorpresas posteriores.

¿Cómo se consigue?

Si eres el propietario de una vivienda puedes conseguir la Cédula Parcelaria a través de la web del catastro del Gobierno de Navarra. Únicamente tendrás que poner la dirección del inmueble y pinchar en el botón de más información situado en la esquina inferior derecha. Una vez allí, seleccionas la vivienda que quieras y podrás descargarte la Cédula Parcelaria. En ese documento, debido a la ley de protección de datos, únicamente podrás ver los datos referentes al inmueble y no al propietarios. Para acceder a la Cédula Parcelaria completa debes estar registrado y sólo podrás obtener los documentos de las viviendas que seas titular.