La importancia de no fallar en el momento decisivo

No sólo es necesario ser simpático para atender correctamente la visita de un posible comprador. Hay que saber mostrar la vivienda pero además hay que conocer cuestiones arquitectónicas, de normativa municipal, fiscales, jurídicas o de financiación que el comprador necesite resolver en el acto.

Un comprador necesita respuestas inmediatas, de lo contrario será una oportunidad perdida para ti.

Contrátanos y respira tranquilo

[chimpy_form forms=”8″]