Porque no hay una segunda oportunidad para una primera mala impresión.

En los eventos importantes siempre intentamos mostrar nuestra mejor cara. Nos vestimos bien, vamos a la peluquería e, incluso, nos maquillamos. La venta de tu casa es uno de los eventos más importantes que vas a vivir por lo que tu vivienda también debe lucir lo mejor posible. Para eso surgió en Estados Unidos una técnica llamada Home Staging. No se trata de decorar, o no sólo eso. Consiste en hacer que tu vivienda sea lo más atractiva para los posibles compradores por lo que se opta por un estilo mucho más neutro. De esta forma conseguimos que quienes visiten tu casa se puedan imaginar viviendo allí al encontrarse con un lugar despersonalizado donde poder incluir sus recuerdos.

¿Qué puede aportarte un profesional del Home Staging?

Tener buen gusto es uno de los elementos clave para hacer que tu vivienda luzca su mejor cara pero… ¿por qué es conveniente que confíes en un profesional una labor que, a simple vista, está al alcance de cualquiera? Lo primero que hay que resaltar es que un buen Home Staging no es una decoración al uso, es algo especial. Pero además un profesional te puede aportar más cosas.

  1. Material: Un buen profesional del Home Staging posee mucho material para adecuar las viviendas. Cuadros, toallas, cortinas, elementos de decoración… son imprescindibles para sacarle el mayor partido a tu vivienda. Además, si la casa está vacía podrá colocar muebles, de madera o cartón, que son muy útiles para que los compradores se hagan una idea de las posibilidades reales que tiene el inmueble.
  2. Experiencia: La diferencia entre un decorador y un profesional del Home Staging es que éste último tiene en mente qué cosas hacen que una vivienda sea más atractiva para los compradores. En muchas ocasiones el ‘home stager’ es también un profesional inmobiliario por lo que trata diariamente con ellos, conoce sus intereses y sabe qué es lo que más valoran.
  3. Visión objetiva: No hay que olvidar que estamos hablando de tu casa, un lugar lleno de recuerdos. Por ese motivo es más fácil que una persona externa sea quien te asesore sobre qué cosas hay que cambiar en la vivienda. Esto no es negativo, de hecho hay clientes que se sorprenden con las mejoras que obtiene su hogar y que nunca habían sido conscientes hasta que un profesional se las ha planteado.

Aquí tienes algunos ejemplos que hemos hecho nosotros

Como puedes ver, el resultado es notable e incrementa considerablemente las opciones de venta. Además, tienes que tener en cuenta que en el Home Staging no sólo se cuida la parte visual, también se tienen en cuenta otros aspecto como los olores, lals texturas e incluso los sonidos. Estar en la vivienda con una música agradable o con el sonido de una pequeña fuente de mesa harán que la primera impresión que se lleve tu posible comprador sea mucho mejor que si se encuentra con una vivienda destartalada y con olor a cerrado.