Existen muchas inmobiliarias y, aunque puedan parecer todas iguales, cada una tiene una manera diferente de trabajar. El problema surge cuando llega el momento de elegir con qué agencia trabajar. Aquí vas a poder  encontrar siete características que tienen las buenas inmobiliarias.

Oficinas en las mejores ubicaciones

Es cierto que en esta época donde internet es el protagonista parece que todo debe ser online, pero hay muchas personas ajenas a este medio y tu comprador puede ser una de ellas. Se trata de una garantía adicional para saber que llegas al máximo número de compradores.

Además, tener un lugar donde acudir para realizar todas tus consultas, llevar la documentación necesaria o consultar cómo va el proceso de venta de tu vivienda es fundamental.

Centro

Mercaderes, 21

San Juan

Avenida Bayona, 2

Rochapea

Bernardino Tirapu, 28

Ansoáin

Divina Pastora, 9

Asesoramiento y profesionalidad

Es importante que durante todo el proceso de comercialización de tu vivienda la inmobiliaria con la que trabajes te vaya informando de todas las acciones comerciales que vayan a realizar para promocionar tu casa. Asegúrate también de que te comunican sus resultados, así como las impresiones generadas en las visitas a tu inmueble, hasta encontrar al comprador más interesante y adecuado para ti.

Personal especializado

Una buena inmobiliaria debe tener personal específico para cada ámbito concreto (marketing, fiscalidad, atención al cliente, legislación…). Huye de los profesionales multidisciplinales donde una misma persona se encarga de todo porque nunca tendrán tanta especialización que un equipo de expertos.

Además la agencia que elijas debe ofrecerte el mejor asesoramiento jurídico, fiscal y económico a lo largo de todo el proceso de comercialización. Para ello, en Inmobiliaria Hábitat tenemos un departamento administrativo que se ocupa de obtener y gestionar toda la documentación necesaria en cada momento.

Home Staging

El Home Staging es una técnica surgida en EE UU que consiste en preparar tu vivienda para que luzca su mejor aspecto en la presentación a tus posibles compradores. Es algo básico y cualquier inmobiliaria no sólo debe conocer de qué se trata si no que debe ser lo primero que haga en tu vivienda.

En Inmobiliaria Hábitat no sólo conocemos y dominamos esta técnica si no que, además, disponemos de almacenes con todo el material necesario para que a nuestros clientes no tengan que realizar ningún tipo de inversión (muebles prefabricados, alfombras, cortinas, ropa de cama, accesorios…)

Fotografía profesional

Uno de los elementos en los que más se fijan los compradores es en las imágenes de tu vivienda. Unas malas fotografías pueden hacer que el comprador descarte tu casa a pesar de que encaje perfectamente con lo que busca. Por eso busca siempre una inmobiliaria que realice fotografías profesionales y que dispongan de todo el material necesario para llevarlas a cabo.

Presencia en medios digitales

Una gran parte de los compradores comienzan la búsqueda de su nueva casa por internet. Por eso, una buena inmobiliaria no sólo tiene que estar presente en portales inmobiliarios como Idealista, Fotocasa, Pisos.com… si no que tiene que tener su propia web inmobiliaria. Un sitio con noticias y consejos inmobiliarios, que sea un referente para compradores y vendedores ya que esto hará que tu vivienda esté situada en un lugar privilegiado.

Además tienes que tener en cuenta que cada inmueble es diferente por lo que debes elegir una inmobiliaria que cuente con profesionales específicos en marketing y comunicación ya que ellos van a ser quienes se encarguen de diseñar una campaña específica y personalizada para promocionar y vender tu propiedad.

Que inviertan en la comercialización de tu vivienda

Este es, quizá, uno de los puntos más importantes ya que es la forma de conseguir que vendas de la mejor manera posible. Una inmobiliaria que invierte en la comercialización de tu casa es una inmobiliaria que se preocupa por tu vivienda y que trabaja activamente por conseguir encontrar a un comprador.

Esa inversión no sólo debe estar en las acciones concretas para tu vivienda si no que también tiene que ser una inversión en infraestructuras, medios, imagen, publicidad… de esta forma cuando tu inmueble comience a comercializarse ya estará en una posición privilegiada frente al resto y hará que se venda antes.